Descubiertas varias aplicaciones con malware en la Google Play Store

Las aplicaciones ya han sido eliminadas de la Google Play Store.

seguridad android malware

Según rezan varios informes de tres compañías de seguridad distintas, se han encontrado nada menos que 158 aplicaciones maliciosas alojadas en la Google Play Store. Estas aplicaciones, que contienen varios malwares diseñados para infectar dispositivos móviles con el sistema operativo Android, contaban con millones de descargas, por lo que lo más probable es que ya cuenten con un gran número de víctimas. Las aplicaciones ya han sido eliminadas de la Google Play Store, y todas ellas se dividían en tres tipos de malware distintos, que os mostramos a continuación.

android malware

TrojanDropper.Agent.BKY

Este malware ha sido descubierto por los chicos de ESET, y se encontraba oculto en varias aplicaciones de noticias mundiales, tragaperras y herramientas de limpieza del almacenamiento del dispositivo. Este troyano instalaba otro malware, que se hacía pasar por una actualización de Android, y tras ello te recomendaba instalar otra aplicación más, también maliciosa. Una vez hecho esto, TrojanDropper.Agent.BKY obtenía control total de tu dispositivo y procedía a espiar tus movimientos o robar tus cuentas bancarias desde tu Smartphone.

AsiaHitGroup

Este malware se incluía en varias aplicaciones de alarma, un editor de fotos, una brújula y hasta un escáner de códigos QR. Los chicos de Malwarebytes han analizado estas infecciones y han descubierto que, una vez instalado, AsiaHitGroup averigua la localización exacta de su víctima a través de su IP, y si el Smartphone pertenece a una ciudad de Asia, le instala un troyano que roba sus mensajes SMS.

Grabos

Grabos es un malware descubierto por los chicos de McAfee, y se encontraba oculto en aplicaciones de reproducción de música y exploradores de archivos. Su función principal era analizar las especificaciones técnicas de tu teléfono y tu información personal, y después enviarla a los hackers. También se sospecha que Grabos convertía el Smartphone de su víctima, sin saberlo, en una botnet. Una vez que el usuario se infectaba con este malware, le aparecían notificaciones maliciosas para que se instalase aplicaciones adicionales, que luego te animaba a compartir con tus amigos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here