HTC Desire 530 recibe al fin la esperada actualización a Android Nougat

Los dueños de un HTC Desire 530 con Verizon están de enhorabuena.

HTC-Desire-530

Los operadores son notablemente lentos a la hora de actualizar sus dispositivos con nuevas versiones de Android, y mientras que esto no es solo molesto para los usuarios, que quieren probar las nuevas características del SO, también tiene implicaciones para la seguridad de los dispositivos. Hasta ahora, el Verizon HTC Desire 530 corría Android 6.0.1 Marshmallow (lanzado por Google en diciembre de 2015) con nada más que parches de seguridad hasta la fecha. Se acaba de anunciar una nueva actualización, y mejora la situación, aunque sea un poco. De acuerdo a la página de anuncio de HTC, la actualización tiene dos “mejoras clave”: Android 7.0 y las Actualizaciones de Seguridad de Android de agosto de 2017.

HTC desire 530

Nougat fue lanzado en verano de 2016, así que es un poco tarde para la gente que tiene el HTC Desire… pero podría ser peor. El número de build oficial de la actualización es 2.11.605.4, así que revísalo antes de actualizar a una versión que sea más vieja que esa. Para ello, ve a Ajustes, Sobre el teléfono, Información de Software.

Puedes descargarlo ya desde el menú de ajustes

Para actualizar, debes tener disponibles veinte minutos, conectar el teléfono, asegurarte de que estás conectado a la Wi-Fi para no consumir con los datos y esperar a que el proceso de actualización se lleve a cabo. Desde ahí puedes navegar a Ajustes, Actualización de sistema, Buscar una nueva actualización del sistema, DESCARGAR AHORA para que las cosas comiencen. Recibirás una notificación una vez la actualización se haya descargado con la opción de instalación.

Después de que el teléfono se reinicie automáticamente, ya está todo hecho. Ahora tienes una nueva versión de Android (si acaso, con un año de edad) para que pruebes e investigues, sin mencionar esos importantísimos parches de seguridad. Si quieres probar Android 8.0 Oreo, tendrás que hacerte con un nuevo dispositivo o esperar, quizás, al año que viene.