Samsung lanzó hace relativamente poco su nuevo buque insignia, el Galaxy S8, y ahora trabaja sin descanso en el nuevo Galaxy Note 8 que podría salir entre agosto y septiembre de este año. Esto no evita, no obstante, que nosotros no tengamos ya nuestras miras puestas en el próximo Galaxy S9, que llegará en 2018. Hoy nos hemos enterado de cuál será el procesador que traerá el dispositivo, y está claro que la compañía quiere apostar por una máxima potencia y todo lo mejor para su nuevo Smartphone. Es por eso que el próximo Samsung Galaxy S9 incluirá un procesador Exynos 9810 para su interior, el último modelo de la gama Exynos.

exynos

Lo más sorprendente de esta noticia no es el uso del Exynos 9810 para el Samsung Galaxy S9, sino que por primera vez la compañía podría no poner a la venta dos versiones del dispositivo con dos procesadores. Hasta ahora, estábamos acostumbrados a que Samsung lanzara sus Galaxy S con un procesador Exynos en un mercado y un procesador Snapdragon en otro, pero parece que no habrá Galaxy S9 con un procesador Snapdragon 845.

Samsung ya ha comenzado a trabajar en el nuevo Galaxy S9

Parece que en esta ocasión Samsung no nos dará a elegir entre dos procesadores, pero eso no significa que no vayamos a tener uno de los dispositivos más sólidos y potentes de la gama Galaxy lanzados hasta ahora. El nuevo Exynos 9810 supondrá una gran mejora en comparación a los procesadores Exynos 8890 y 8895 anteriores, ya que utilizará un procesador de 10 nanómetros y tendrá un diseño mejorado.

Además, Samsung solo dependerá de sí mismo para la producción del Smartphone, por lo que no habrá ningún retraso en la salida del Galaxy S9 por problemas de terceros. Por ahora, todavía tendremos que esperar un tiempo hasta conocer más detalles, ¡pero os iremos informando! Mientras tanto, la compañía sigue centrada en el nuevo Galaxy Note 8, al que le faltan pocos meses para salir al mercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here